Orión - ezine de divulgación literaria

SONETO MODERNO

Desde Petrarca hasta Vallejo y Neruda
en Nuestra Epoca

imagen PetrarcaDesde fines del siglo 19, el arte y en especial la poesía empezó a modernizarse bajo el influjo de nuevas corrientes modernistas. Los jóvenes poetas de esa época empezaron a experimentar con el verso libre. Y de esta forma el soneto y otras formas rígidas de la poesía tradicional fueron quedando casi en el olvido. Pero no todo está perdido. Siempre se encuentran entusiastas sonetistas en Internet, especialmente en idioma inglés.
¿Y qué es el soneto moderno? Pues eso está en discusión, el escritor español Francisco Alvarez Hidalgo dice al respecto: El prurito iconoclasta ha alcanzado ciertos límites que rayan en lo ridículo. Esto es bastante obvio en algunos "sonetos" de autores modernos, que tienen muy poco de sonetos, excepto quizá las catorce líneas reglamentarias... Y no deja de tener razón, por ejemplo Neruda reconocía que sus sonetos no alcanzaban la perfección. Algunos de nuestro mejores vates también escribieron sonetos con bastante éxito, tales como Abraham Valdelomar, el arequipeño César A. Rodríguez y Gustavo Valcárcel.

Para entender mejor al soneto debemos retroceder unos 500 años y ver como este arte nació, creció y se hizo viejo, tan viejo que debió ser renovado después. El soneto tuvo su origen en Italia, por el siglo 13, pero fue Francesco Petrarca (1304-74), quien lo popularizó, luego pasó a Francia y España. Los ingleses lo tomaron de Francia, cuando estuvo en boga el grupo La Pléyade cuyo mentor era Pierre de Ronsard (1524-85) En Inglaterra William Shakespeare (1564-1616) modificó al soneto adaptándolo a su idioma, desde entonces primaron dos estilos: el petrarquiano usado por los poetas de lenguas latinas y el shakesperiano por los anglo-sajones. Ambos estilos están conformados por 14 líneas.

El soneto petrarqueano está compuesto por dos cuartetas y dos tercetos con lo que conforman las 14 líneas de rigor. El soneto inglés, también conocido como shakespereano, tiene tres estrofas de 4 líneas cada uno más una final de dos líneas. Veamos un ejemplo de soneto del mismo Petrarca:

SE SIENTE AGITADO PORQUE
LAURA PUEDE HACERLE
MORIR Y RENACER A CADA INSTANTE

Francesco Petrarca

Ora que cielo y tierra y vientos callan
y aves y fieras reposando duermen,
la noche arrastra el estrellado carro
y en su lecho la mar yace tranquila,

veo, pienso, lloro, ardo, y quien me mata
siempre está en mí para mi dulce pena:
sufro una guerra de ira y dolor llena
y hallo la paz sólo pensando en ella.

Así es que mana de una misma fuente
el dulzor y amargor que se sustentan;
la misma mano hiéreme y me sana.

Y porque mi martirio no termine
muero y renazco veces mil al día,
¡tanto de mi salud me hallo apartado!


Como vemos en este poema, Petrarca se inspiró en Laura, a quién apenas conoció, y la eligió como su musa. Petrarca le dedicó varios poemas en los que exaltaba el puro amor que le profesaba como antes lo hizo Dante Alighieri (1265-1321) quien tenía a su Beatriz. Para no quedarse atrás el francés Pierre de Ronsard, también tuvo su musa, Helena a quién idealizaría en bellos sonetos. Entre los varios sonetistas españoles de esa época, figuran Garcilazo de la Vega y Francisco de Quevedo, quienes escribieron sonetos a la perfección.

Composición del soneto
El soneto está compuesto por dos cuartetos que suman 8 líneas, a ellas se agregan dos tercetos, haciendo un total de 14 líneas.
En la primera cuarteta se presenta el tema del verso, en la segunda se amplifica la idea del primero, luego en el primer terceto se extrae algo que la octava ha presentado y que puede ser algo sentimental o una reflexión que esclarece más la idea. En el segundo terceto y final, se da rienda suelta a la fuerte emoción que ha causado el poema.
La rima usual en los sonetos petrarquianos es como sigue:
a b b a, a b b a, c d e, c d e. Aunque hay algunas variaciones en la rima, según sea el autor.

A principios del siglo 19 la poética universal se renueva con la llegada del romanticismo alemán y tiene su máxima expresión en los versos del "Campeón de la Libertad", Lord Byron. El poeta inglés recorre parte de Europa, y en sus últimos años dedica su vida y parte de su fortuna a la causa del pueblo griego que estaba bajo el dominio turco. Byron muere aún joven en Grecia. Veamos uno de sus más famosos poemas Chillon, pero tenga presente que debido a la traducción se ha perdido toda la forma y sólo queda el contenido exacto.


  CHILLON

Lord Byron

¡Espíritu eterno de la mente sin cadenas!
¡Libertad! Más brillante eres en las mazmorras,
Pues allí tu morada es el corazón -
El corazón al que sólo el amor por tí puede atar.

Y cuando tus hijos son enviados a los grilletes -
A los grilletes, y al húmedo sótano de penumbra sin día,
Su país vence con su martirio,
Y el nombre de la Libertad halla alas en todo viento.

¡Chillon! Tu prisión es un sitio sagrado,
Y tu triste suelo un altar, pues fue hollado,
Hasta que sus pasos dejaron una huella

Gastada, como si tu pavimento fuese un prado,
¡ Por Bonnivard! - ¡Que no se borre ninguna de esas marcas!
Pues ellas claman a Dios contra la tiranía.


En este poema podemos apreciar la ira que el poeta siente al estar frente a las mazmorras donde cientos de años antes, el patriota suizo Pierre de Bonnivard, fue encarcelado y encadenado por clamar por la libertad para su país.

Casi al final del siglo 19 aparecen nuevas voces precursoras conocidas como los modernistas. Estos fueron liderados por Rubén Darío, quien acuñó el término "poesía modernista". Aquí también queremos mencionar a otro poeta inglés: Gerard Manley Hopkins (1844-1899). Hopkins, un devoto religioso católico, cantó a la naturaleza creada por Dios y la sublimiza porque no hay nada más grande que la obra del Creador. Su más famoso soneto, The Windhover, de estilo petrarquiano, glorifica al halcón con enaltecedoras palabras considerándolo como una perfecta creación de Dios. El poeta queda anonadado por su belleza, fuerza y dominio que tiene del cielo y de los aires. Y nosotros, seres humanos, sólo tenemos que admirar a tal belleza natural. He aquí la primera cuarteta:


THE WINDHOVER
To Christ Our Lord

Gerard Manley Hopkins

I caught this morning morning's minion, king-
    dom of daylignt's dauphin, dapple-dawn Falcon, in his
riding
    Of the rolling level underneath him steady air, and striding
High there, how he rung upon the rein of a wimpling wing

Para leer el poema completo ir a Stories and Poetry
En esta primera cuarteta del soneto se presenta al halcón dominando los aires por ser uno de los favoritos del reino celestial. La forma del soneto es bastante vanguardista para su época. Hopkins tenía motivos muy personales para guardar sus poemas; ellos no fueron publicados sino 20 años después de su muerte. Notar que aquí Hopkins, a pesar de ser innovador, respeta ciertos cánones del soneto como ser la rima y la métrica, y como usa la aliteración lo que en una traducción seguramente no se hubiera apreciado tal como ha sucedido en el anterior verso de Lord Byron en donde sólo quedan del soneto las 14 líneas.

En la época actual hay muy pocos poetas en idioma español que escriban este tipo de poema, pero todo no es pesimismo; si buscamos en Internet, encontraremos algunos buenos sonetos. El soneto moderno, como hemos visto en los dos últimos ejemplos, trata de temas más realistas que los antiguos, tienen más relación con los sentimientos de la persona humana, se preocupa de la naturaleza y causa emoción y también ira por las injusticias. Las imágenes son parte esencial del poema moderno y el léxico es variado y sofisticado, se recurre a menudo a imágenes que despiertan nuestro sentidos, como en el caso de Chillón: húmedo sótano de penumbra sin día, referente al sentido del tacto; sus pasos dejaron una huella, sentido visual. Veamos a continuación un soneto moderno de César Vallejo.


PIEDRA NEGRA SOBRE UNA PIEDRA BLANCA

    César Vallejo

Me moriré en París con aguacero,
un día del cual tengo ya el recuerdo.
Me moriré en París y no me corro
tal vez un jueves, como es hoy, de otoño.

Jueves será, porque hoy, jueves, que proso
estos versos, los húmeros me he puesto
a la mala y, jamás como hoy, me he vuelto,
con todo mi camino, a verme solo.

César Vallejo ha muerto, le pegaban
todos sin que él les haga nada
le daban duro con un palo y duro

también con una soga; son testigos
los días jueves y los huesos húmeros,
la soledad, la lluvia, los caminos...


Este soneto es moderno porque la poesía de Vallejo es moderna. Vallejo no ha escrito muchos sonetos como sí escribió Neruda, pero sus pocos sonetos son muy aceptables.
Piedra Negra... no tiene rima, las líneas son irregulares ya que varían entre 13 y 10 sílabas. Vallejo, sin embargo era conciente de que un verso o soneto libre no es tan libre como se quisiera, porque con ello solo se conseguiría un trabajo de ínfima calidad. En Piedra Negra... se mantiene el ritmo y la cadencia del verso. También hay diferencias entre la octava y el sexteto; mientras que en la octava el poeta es subjetivo, el poeta desnuda su alma al mundo, en el sexteto lo es objetivo, es una voz que viene como si fuera de Dios, o como si fuera la noticia de un periódico o el comentario que le hace un amigo a otro: "César Vallejo ha muerto...". El verso libre pues no es tan libre y debe respetar ciertas reglas para ser considerada como poesía. Aquí tenemos otro soneto moderno, esta vez de Pablo Neruda tomado de su libro "Cien Sonetos de Amor", quizás debiéramos catalogar este poema como soneto libre?


LXV

 Pablo Neruda


MATILDE, dónde estás? Noté, hacia abajo,
entre corbata y corazón, arriba,
cierta melancolía intercostal:
era que tú de pronto eras ausente.

Me hizo falta la luz de tu energía
y miré devorando la esperanza,
miré el vacío que es sin ti una casa,
no quedan sino trágicas ventanas.

De puro taciturno el techo escucha
caer antiguas lluvias deshojadas,
plumas, lo que la noche aprisonó:

y así te espero como casa sola
y volverás a verme y habitarme.
De otro modo me duelen las ventanas.

Ahora veamos un ejemplo de lo que es un soneto que cumple estrictamente con las reglas y ser considerado casi como un soneto perfecto. Richard Jehle se remonta al siglo 16 para estudiar algunos sonetos de Quevedo. Haga click aquí para entrar a la página de Jehle.

Visitar también la página de los Poetas Peruanos de todos los tiempos.